El fantasma de las guacas de ‘El Mexicano’

El afán de buscar guacas en Pacho (Cundinamarca), llevó a un grupo de exploradores a desviar las aguas de la laguna El Papayo, ubicada en la vereda La Ramada, hacienda Mazatlán. La Hacienda Cuernavaca, una de las propiedades del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha.

Se habla de tesoros escondidos, carros enterrados, canecas repletas de dólares y hasta bolsas con dinero. La Hacienda Cuernavaca, una de las propiedades del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha. Leyenda.

Ómar Alejandro Hernández
Colprensa/LA PATRIA
Pacho (Cundinamarca)
Años después de la muerte de Gonzalo Rodríguez Gacha, en Pacho (Cundinamarca) “la capital naranjera de Colombia”, se sigue hablando de un solo tema: sus riquezas.

Tesoros escondidos, carros enterrados, canecas repletas de dólares y bolsas con dinero hacen parte del día a día en las bocas de muchos pachunos que son parte de un auténtico ejército que en los últimos 10 años han desfilado por las veredas cercanas a la población, en procura de dichos tesoros. Hombres con palas, picas, camiones y maquinaria pesada, llegan a los lugares más recónditos para tratra de dar con las caletas.

El deseo de encontrar alguno de los tesoros que, se dice, yacen allí, se ve reflejado en el desvío de las aguas de la laguna El Papayo, ubicada en la vereda La Ramada, hacienda Mazatlán, donde, según algunos pobladores, se encuentra un carro que transportaba lingotes de oro.

“Me infiltré un miércoles por la tarde a finales de febrero. Encontré un medio croquis para destruir no solamente la laguna El Papayo, sino también varios puntos alrededor de ella para buscar guacas. Unas máquinas estaban haciendo huecos porque estaban buscando un carro lleno de oro”, relata Humberto Barragán, uno de los tres veedores municipales que hay en la región.

Afán

Pero no solamente el afán de hallar dicho automóvil con oro, hizo que los guaqueros buscaran en ese sitio. Se habla de otros cinco lugares cerca de esa zona donde habría más dinero. Allí también hubo excavaciones. ” Esos puntos son El Fical, El Pinal, El Poleo y más abajo dos, en unas corralejas”, dice Barragán.

Otro de los enigmas es el secreto de si encontraron y se llevaron lo que buscaban quienes acabaron con la laguna que abastecía de agua a 570 familias de las veredas cercanas, y que ahora están obligados a pasar trabajos para tener el líquido natural. “Alrededor de la laguna hicieron un socavón de 40 metros de largo por 10 de ancho y de una profundidad de siete metros”, cuenta el veedor municipal.

La laguna, sin embargo, no solo ha sido el centro de atracción de los exploradores. También cuentan los mismos habitantes que en otros puntos cerca del río hay canecas llenas de dólares, una de las formas que caracterizó a Rodríguez Gacha, ‘El Mexicano’, a la hora de guardar su ilícita fortuna.

La creciente

En una de las calles polvorientas,a siete minutos de Pacho, camina José Parra, un hombre que lleva cerca de 50 años como vecino de la Hacienda Cuernavaca, lugar que habitó por muchos años el extinto narcotraficante y que hoy es una base militar.

Con camisa blanca a cuadros y pantalón azul cielo y un palo que utiliza como bastón, Parra relata los momentos en que asomó parte de la fortuna “El Patrón”, como aún se le llama al narco. “Creció el río y entonces salieron unas canecas que estaban llenas de dólares. La gente venía corriendo a sacar el dinero, eso fue hace 10 años. Muchos se tiraron de cabeza para coger todo”.

Cerca de José, a unos cuantos pasos en la puerta de su hacienda, está Aurora, una niña de aproximadamente 15 años de edad, que con mirada tímida recuerda las historias que no solo escuchó en su escuela sino también por las calles del pueblo.

Dinero

“En Cuernavaca hay un hueco grande donde encontraron mucho dinero que era de `Don Gacha´. Con una máquina encontraron una guaca con plata”, cuenta.

Cerca de allí, otros vecinos de Cuernavaca aseguran que ven pasar motos, carros y camiones con forasteros que preguntan el lugar exacto de la famosa hacienda. “Pasan por aquí y preguntan por ese sitio. Que la guaca, que la plata y que si el cuento de las canecas con dólares es cierto”, dijo doña Patricia.

Lo único que han escuchado los habitantes del sector es que por lo menos 20 guaqueros están excavando para encontrar una caleta que contiene por lo menos 8 mil millones de dólares en uno de los puntos de las 220 hectáreas que aproximadamente tiene Cuernavaca.

Ejército y gobierno

El segundo comandante del Ejército, general Carlos Lemus reconoció que firmó un acuerdo con 23 personas que llegaron al municipio de Pacho para encontrar tesoros por 8 mil millones de dólares que, según los guaqueros, se encuentran enterrados en la finca del extinto narcotraficante Gonzalo Rodríguez Gacha.

“Es una caleta construida estratégicamente que alberga armas, joyas y dinero. Ellos nos dijeron que estaban en capacidad de trabajar para encontrar este tesoro, razón por la que el Ejército se comprometió a garantizar la seguridad para que ellos hicieran los trabajos, pero hasta ahora no se ha encontrado nada”, indicó el oficial.

En cuanto al convenio, Lemus aseguró que “hay un convenio donde se establecieron unas normas de carácter logístico. El Ejército se compromete a garantizar la seguridad y ellos se comprometen a efectuar un trabajo. Ese convenio está fundamentado en una directiva ministerial donde se establecen unas reglas claras de la distribución de ese eventual tesoro”, indicó.

Tesoro

Entre tanto, el alcalde de Pacho, Uriel Mora, dijo que del tesoro se ha rumorado desde hace varios años, pero que no hay una confirmación real del mismo. “Esa finca estuvo desocupada mucho tiempo y yo me pregunto por qué no la buscaron en ese tiempo. En su momento, finalizando la década de los 80 se encontraron muchas caletas y después las fincas pasaron a estupefacientes, pero la verdad esas fincas quedaron abandonadas”, subrayó.

A principios de la semana pasada, el ministro del Interior y Justicia, Carlos Holguín Sardi, aseguró que hay que darle tiempo a los guaqueros para verificar si existe o no la caleta.

“Hay un convenio suscrito entre el Ejército y los informantes. Hay que darle una oportunidad a las personas que lo firmaron por un tiempo adicional para ver si se encuentra esa caleta”, aseguró Holguín.

El funcionario aclaró que parte de esa finca le pertenece a la Dian, por los impuestos que se deben de la propiedad del Estado, otra de Estupefacientes, una parte incautada y otra extinguida. “Vamos a darle esa oportunidad, puede que no sea cierto pero hay que hacerlo”, acotó.

Pacho

El municipio de Pacho se encuentra localizado al Noroccidente del departamento de Cundinamarca y es cabecera de la Provincia del Rionegro, de la cual hacen parte también los municipios de La Palma, Yacopí, Caparrapí, El Peñón, Paime, Topaipí, Villagómez y San Cayetano.

Esta población, limita por el norte con los municipios de San Cayetano, Villagómez y Topaipí; por el Sur con los Municipios de Supatá y Subachoque; al Occidente con los Municipios de Vergara y el Peñón; y por el Oriente, con los Municipios de Zipaquirá, Tausa y Cogua.

‘El Mexicano’

Gonzalo Rodríguez Gacha, alias ‘El Mexicano’ nació en 1947 en Pacho (Cundinamarca). Este capo se inició en el negocio de las esmeraldas donde ascendió en medio de la violencia que azotó las zonas esmeraldíferas en los años 1970 y años 1980.

Se vinculó al negocio del tráfico de cocaína en asocio con el también reconocido narcotraficante y jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria. Junto a este hombre, formaron ‘Los Extraditables’, una organización armada delincuencial que buscaba proteger los intereses de los narcotraficantes, amenazados por la posible extradición a los Estados Unidos.

Mediante un operativo policial, el 15 de diciembre de 1989 murió junto a su hijo Fredy en Tolú (Sucre).